11 de noviembre de 2014

CRISTO ME PIDIO QUE COMPARTA ESTA ORACION CONTIGO


AHOGA MI DOLOR
¿Tienes muchos problemas?
¿Piensas que tus penas te ahogan?
En este momento tú querrás desahogar tus penas. Tienes que 
tener cuidado donde y como las desahogas, no te vaya a pasar 
como aquel borrachito que según el bebía para ahogar sus penas 
y cuando le preguntaban si ya las ahogo, el volviendo nuevamente 
a embriagarse, decía: “no puedo ahogarlas porque estas aprendieron
 a nadar”
Quizás tú digas, de una manera o de otra tengo que desahogarme. 
Antes de que busques la manera de cómo hacerlo déjame contarte
 la siguiente anécdota:
En clases de natación, el instructor estaba impartiendo clases
 a un grupo de niños diciéndoles:
- Ustedes saben ¿Qué hay que hacer cuando se saca una
 persona medio ahogada del agua?
Un segundo, dos segundos, diez segundos y nadie contestaba,
 de pronto Tavito uno de los niños se pone en pie y dice:
-Hay que darle mucha cebolla profesor, cuando una persona 
esta medio ahogada hay que darle mucha cebolla.
¡Que! ¿Por qué cebolla? Pregunta el profesor.
-Para que llore, porque llorando la gente se DESAHOGA…
Si ya has derramado muchas lágrimas, si estas inundan tu vida 
y tus lágrimas en lugar de desahogarte por el contrario amenazan 
con ahogarte. En este día de ahogos y desahogos, tengo una 

continua leyendo haz click en "mas información" ===>>>

buena noticia para ti. Hay alguien que quiere ahogar tu dolor, 
Cristo en este día quiere llevarse tus penas él llama a los que
 están con dolor diciendo: Vengan a mí los que van cansados,
 llevando pesadas cargas, y yo los aliviare (Mt 11,28)
Jesucristo por medio de esta reflexión te esta diciendo: Si estas
 agobiado ven a Mi, yo me encargo de ahogar tus penas, yo te
 ayudare a desahogar tus dolores y pesares. 
Si estas atravesando por una traición, por una infidelidad, por 
un divorcio, si atraviesas problemas familiares, problemas financieros,
 si estás enfermo y tu dolor es insoportable, busca consuelo en Cristo. 
El es el mismo de ayer y también Jesucristo es el mismo hoy
 porque sigue ayudando a los que confían en El. Confía y reclama para 
tu vida este pasaje de la sagrada escritura: Yo daré de beber al 
alma agotada y saciare a la que se desmaya (Jeremías 31,25)
En este momento de ahogos y desahogos tienes dos opciones:
1) Buscar y tratar de desahogar tus penas en el placer, en el alcohol, 
en el dinero, en lo material. Etc. Adelante ¡Inténtalo!…
 Personalmente no por ciencia sino por experiencia no 
te lo recomiendo.
2) Buscar a Cristo que ha prometido aliviarte, El Señor ha 
prometido desahogar y consolar al que está pasando por la
 noche oscura del alma.
¡Animo! ¡Ya no derrames tus lágrimas solo! Cristo quiere compartir 
tu dolor y mas que compartir quiere ayudarte para que no te ahogues,
 el quiere desahogarte. 
Haz esta oración, pide e implora a Dios, clamando por ayuda 
diciéndole:
Señor en este momento estoy agobiado, me encuentro triste, las 
lagrimas inundan mi rostro, estoy muriendo ahogado por el dolor que 
embarga mi alma. Señor ven en mi ayuda, Ven pronto a socorrerme,
 ven pronto me estoy hundiendo, tengo miedo ahogarme, Señor 
ayúdame te entrego todas mis lagrimas, dejo todo el dolor a los pies 
del calvario, en este día por fe me declaro desahogado de mis penas, 
Creo que la sangre derramada en la cruz me desahogara de todas 
mis penas y tormentos. ¡Gracias Señor! Por venir en mí auxilio. Amen

adnow

loading...