29 de marzo de 2015

Feliz y Bendecido Domingo de Ramos


Señor Jesús, con este mismo ramo te acompañamos hoy 
a recordar tu entrada en Jerusalén, con nuestra presencia en el templo
dijimos que somos tus seguidores y que tú eres el rey de los reyes.
Ahora te pedimos que protejas a nuestra familia de todo mal 
y nos conviertas en testigos de tu amor y tu paz,
para que un día podamos reinar contigo en la Jerusalén celestial,
donde vives y reinas por los siglos de los siglos amén.



adnow

loading...